Elegir un centro de desintoxicación puede convertirse en una tarea compleja si no se tienen las suficientes referencias o conocimientos.

Muchas personas optan en primer lugar por los servicios públicos, y otras se decantan por servicios privados.

Pero, ¿qué diferencias existen entre un centro de desintoxicación público y un centro privado?

Vamos a ver las principales características tanto de los centros públicos como de los privados.

Primero de todo, decir que un centro de desintoxicación para dejar el alcohol o un centro de rehabilitación para dejar de beber alcohol, es el lugar al que una persona que no puede dejar el alcohol, dejar la cocaína, dejar el cannabis, dejar los fármacos, etc, o tiene un problema con el juego (adicciones sin sustancia) debe acudir para comenzar una rehabilitación de una enfermedad llamada adicción (OMS).

También conviene conocer cuales son las adicciones más comunes y sus consecuencias, para poder determinar qué tipo de centro precisa, o señales por las que deberías dejar el alcohol.

¿Qué dice la OMS?

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) es una enfermedad física y psicoemocional que crea una dependencia o necesidad hacia una sustancia, actividad o relación. Se caracteriza por un conjunto de signos y síntomas, en los que se involucran factores biológicos, genéticos, psicológicos y sociales.

Además de estar catalogada por la OMS, están muy presentes tanto en la CIE 10 (Clasificación Internacional de Enfermedades 10ª revisión) dentro de los trastornos mentales, del comportamiento y del desarrollo neurológico con varias denominaciones que hacen referencia a la dependencia del alcohol (F10.2).

¿Qué dicen los Manuales de psiquiatría?

También los encontramos en el DSM-5 (Manual Diagnóstico y Estadístico de Trastornos Mentales, quinta edición), elaborada por la American Psychiatric Association y denominados trastornos relacionados con el alcohol.

Para conocer un poco mejor la enfermedad, puede ver el artículo ¿Qué es el alcoholismo?, donde explicamos la definición de dependencia o adicción.

Tanto la adicción al alcohol o dependencia al alcohol (según quiera denominarse), esté catalogada como enfermedad, no tiene cura, y será para toda la vida. Sin embargo, es posible detener su proceso de destrucción y en ocasiones, el fallecimiento del paciente. Devolviendo a la persona a un estado de completa normalidad y satisfactoria trayectoria de vida.

Elegir un centro de desintoxicación 

Para llegar a esto, es de vital importancia escoger un centro de desintoxicación o un centro de rehabilitación que cumpla con las expectativas del proceso que se pretende llevar a cabo. Si conoces a alguien o tú mismo quieres dejar el alcohol, dejar la cocaína, dejar los fármacos (psicofármacos), o dejar de jugar, te recomendamos que leas con atención.

Primero has de saber que recibe muchos nombres. Podrían denominarse como clínica de rehabilitación, clínica psicológica para las adicciones, comunidad terapéutica, clínica de desintoxicación, etc. También hay unidades más específicas como las que encontramos, por ejemplo, en los hospitales; estas pueden ser unidades especializadas en desintoxicación o unidades de psiquiatría.

1. ¿Elegir un centro de desintoxicación público, gratis, concertado o privado?

Un centro de desintoxicación, como su nombre indica, desintoxica a las personas de sustancia/s. Puede que sea un centro donde tienes que ingresar a una unidad médica durante algunos días e incluso meses. Esto es debido a que, en ocasiones y como ya hemos dicho, para dejar de beber alcohol es imprescindible una desintoxicación supervisada tanto medica como clínicamente. Craso error es intentar dejar de beber por si mismo, puesto que podría desembocar en un síndrome grave denominado delirium tremens. Antes de esto, póngase en contacto con profesionales.

En la búsqueda de centro, podemos encontrarnos centros de desintoxicación con ingreso y clínicas de desintoxicación ambulatoria: los pacientes reciben el tratamiento sin necesidad de ingresar a unidad médica. Esto depende de la situación de cada paciente y las conclusiones que obtenga el equipo médico terapéutico tras las primeras valoraciones.

Aquí nos encontramos varios casos que, a priori parecen lo mismo, sin embargo, a veces no tienen porque serlo. Dependiendo de si el centro es público o privado, pueden haber grandes diferencias. Tales diferencias podrían ser que un centro de desintoxicación público (unidades de desintoxicación o psiquiatría) haga exactamente lo que dice, desintoxicar al paciente: esto es liberar su cuerpo de sustancias tóxicas. Pero dejan a un lado otras áreas importantes de la persona, el área psicológica y emocional.

Centro de desintoxicación privado

Elegir un centro de desintoxicación privado, tiene varias ventajas. La primera es que el paciente es visto en todas sus áreas: cuerpo, mente y espíritu. Las personas nos componemos de todas ellas, y esta enfermedad las ataca en su conjunto. En un centro de desintoxicación se hace una reestructuración tanto física, psicológica y emocional.

Otra ventaja de un centro de desintoxicación privado frente a uno público es que no necesitas ser derivado por un especialista; el médico de familia te remite al psiquiatra, y el psiquiatra te dirige al centro de desintoxicación. Esta tarea puede durar semanas, e incluso meses. En un centro de desintoxicación privado ingresas inmediatamente. Tienes servicios y comodidades que en un centro público no tendrás y una atención 24 horas los 365 días del año.

Por contra, un centro de desintoxicación privado tiene un coste. Dependiendo de si la desintoxicación es por ingreso o de manera ambulatoria puede variar enormemente. No obstante, hay que tener en cuenta que estamos devolviendo a la vida a un ser querido y a sus familiares. Esto no tiene precio.

Centro de desintoxicación concertado

Elegir un centro de desintoxicación concertado, es un centro privado, subvencionados o que han llegado a un acuerdo con el sistema público para hacer el trabajo o liberar la carga de éste. Suelen ser centros concertados algunas asociaciones y fundaciones que alargan la estancia del paciente, puesto que suelen tener comunidades terapéuticas donde realizan trabajos como rutina del tratamiento y otros suelen tener connotaciones religiosas que podrían asemejarse más a una secta que a un centro de desintoxicación.

Centro de desintoxicación gratis

Elegir un centro de desintoxicación gratis, es un centro donde la demanda es muy alta y por ende, los recursos como la atención personalizada se diluyen y dilatan por el gran número de pacientes. También podría darse el caso que tarden en atender al afectado.

Los centros de desintoxicación, centro de rehabilitación, comunidades terapéuticas, clínicas psicológicas, clínicas de desintoxicación, clínicas de rehabilitación, etc. donde el ambiente es familiar suelen tener una atención más personalizada, ya que dedican todos sus recursos y esfuerzos a pequeños grupos de pacientes.

2. Equipo

El equipo terapéutico es la base angular a la hora de elegir un centro de desintoxicación para cualquier tratamiento. Conviene conocer a los mejores terapeutas en adicciones de la zona, pues estarán al cargo de este proceso delicado y especializado. Tanto en la parte médica, psiquiátrica y psicológica deben tener personal cualificado para saber cómo actuar en cualquier circunstancia que pueda darse.

En numerosas ocasiones, cuentan con la ayuda de terapeutas y adictos recuperados ya que es una gran ventaja, pues son éstos quienes orientan para tener una vida sin volver al consumo.

Cómo elegir un centro de desintoxicación

3. Diagnóstico

Cómo elegir un centro de desintoxicación

Las decisiones relativas a la salud mental de los pacientes deben ser tomadas por profesionales de la salud acreditados y teniendo en cuenta las características individualizadas de cada paciente.

Esta es una parte extremadamente importante y dónde más fácilmente se puede llegar a la confusión. Es de vital importancia, antes de actuar por convicciones, dejarse aconsejar por expertos en adicciones, incluso cuando ya hayan otros diagnósticos previos.

4. Tratamiento

Cada tratamiento que se realice ha de ser claro. Ha de tener un nombre y contar con evidencias científicas (testimonios, publicaciones científicas, etc.).

El tratamiento para dejar el alcohol debe tener varios procesos: desintoxicación, deshabituación, rehabilitación y reinserción. Cada fase es diferente y depende de muchos factores el alcanzarlos antes o después, pero suele ser un proceso a medio-largo plazo. Si bien, en las primeras semanas se podrían apreciar claramente cambios si el paciente sigue al pie de la letra lo que le trasmite el equipo terapéutico.

Cómo elegir un centro de desintoxicación

Uno de los tratamientos más eficaces para dejar de beber alcohol es la terapia cognitivo-conductual (TCC) que es una forma de entender cómo piensa uno acerca de sí mismo, de otras personas y del mundo que le rodea, y cómo lo que uno hace afecta a sus pensamientos y sentimientos.

Este tipo de terapias se imparten de manera individual y grupal, dando como resultado un enfoque mucho mayor y efectivo.

5. Familia

Cómo elegir un centro de desintoxicación

La familia es uno de los mayores y mejores apoyos que puede tener un afectado. En ocasiones esta colaboración con la familia es la clave para la recuperación del paciente.

Un centro de recuperación para dejar el alcohol debe disponer de medios para los familiares. Éstos medios podrían ser terapias de familia, para la pareja, hijos, amigos, etc. Además de ofrecer una batería de recursos a la hora de poder asesorar ante el sufrimiento devastador de esta adicción.

El tratamiento para dejar el alcohol en Salamanca que hacemos en Centro Ádyton tiene como objetivo devolver al paciente su salud física y psicológica, así como el control total de su vida y recuperar su entorno social, familiar y laboral. Realizamos un abordaje multidisciplinar para la desintoxicación y recuperación del paciente. Las consultas son gratuitas.

A qué esperas para recuperar tu vida?

Abrir el chat
Hola,
Puedes chatear con nosotros por whastapp o llamarnos al 651 59 25 21. ¡Te atenderemos encantados!