Hoy hablamos de cómo dejar la cocaína: tratamientos más eficaces. Dejar la cocaína es posible

En el artículo las adicciones más frecuentes y sus consecuencias explicamos el amplio abanico de adicciones.

Sin embargo, hablar de cómo dejar la cocaína es de suma importancia, pues es la segunda droga ilegal más consumida y que continúa aumentando su uso entre la población¹.

Aquí dejamos otro enlace por si necesita conocer qué es la adicción, o la definición de dependencia y cuando se padece

¿Qué es la cocaína?

La cocaína o benzoilmetilecgonina es un estimulante extremadamente adictivo que afecta directamente al cerebro.

Es el principal alcaloide obtenido de las hojas del arbusto Erithroxylon Coca, originario de América del Sur y utilizado desde la antigüedad (5000 a. de C.) con fines mágico y religiosos, médicos y estimulantes por poblaciones indígenas.

A través de una serie de procesos químicos que incluyen sustancias como queroseno y acido sulfúrico, la pasta de coca es extraída de las hojas y convertida en cocaína base.

La cocaína se vende en la calle en forma de polvo blanco, fino, cristalino que se conoce en español como “coca”, “nieve” o “farlopa”.

¿Cómo se consume la cocaína?

Hay dos formas químicas de la cocaína que suelen consumirse: la sal de clorhidrato (que es soluble en agua) y los cristales de cocaína o base, conocida en inglés como “freebase” (que no son solubles en agua).

Por un lado está la sal de clorhidrato, o la forma en polvo de la cocaína, se consume de forma inyectada o inhalada.

También puede consumirse en cristales de cocaína o base que han sido procesados con amoniaco o bicarbonato sódico y agua, para luego calentados y eliminar el clorhidrato y producir una sustancia que se puede fumar.

El término “crack”, el nombre de la calle para los cristales o base de cocaína, se refiere al sonido crujiente que se escucha al fumar esta mezcla..

Cómo dejar la cocaína: tratamientos más eficaces.

Tratamientos farmacológicos

Existen diferentes métodos para dejar la cocaína, como los farmacológicos y no farmacológicos.

Referente al primero, tratamientos farmacológicos para dejar la cocaína, han sido probadas muchas medicaciones sin haber sido hallada aún una realmente eficaz ².

Los fármacos utilizados se aprovechan de los cambios que la cocaína provoca en el cerebro, los cuales trastornan el balance entre los neurotransmisores.

Están más bien orientados a bloquear receptores donde actúan, y donde algunas medicaciones más prometedoras modifican esta neurotransmisión.

Actualmente, el tratamiento farmacológico de la dependencia de cocaína está concebido como una herramienta para ayudar a los pacientes a mantenerse abstinentes en conjunción con otros abordajes terapéuticos de tipo psicosocial ³.

Por tanto, son usadas para paliar efectos agudos de la intoxicación por cocaína y para evitar los efectos del síndrome de abstinencia. Y han de ser utilizados conjuntamente con otros procesos psicológicos.

Cómo dejar la cocaína: tratamientos más eficaces.

Tratamientos no farmacológicos

Entre los tratamientos no farmacológicos más relevantes para dejar cocaína, o la dependencia a la cocaína se encuentran.

Eficaces: comunidades terapéuticas (CT), terapia de incentivo y terapia cognitivo-conductual (TCC).

Probablemente eficaces (tratamientos con evidencias que sustentan su utilización, aunque se precisa mayor número de ensayos clínicos que confirmen los resultados iniciales): asesoramiento individual y grupal, exposición sistemática a estímulos, prevención de recaídas, entrevista motivacional y terapia cognitivo-conductual.

Requieren más investigación: terapia interpersonal e intervención familiar.

Útiles: psicoanálisis, terapia de pareja, terapia familiar, grupos de ayuda mutua.

En todos estos casos, las múltiples intervenciones psicoterapéuticas han sido evaluadas. Cabe mencionar que todas ellas pueden realizarse en formato individual o grupal. Resumiremos las más estudiadas.

I. Enfoque de Refuerzo Comunitario o Comunidad Terapéutica

Con un grado de recomendación A, está indicado para pacientes con dependencia grave, pobre control de impulsos, con historia de fracasos en tratamientos menos intensivos y con escaso apoyo social. Hay un estudio de la efectividad de las CT llevado a cabo con más de un millar de pacientes en diferentes países se obtuvieron datos significativos que variaban del 56% al 90% (completando el programa) de abstinencia tanto de alcohol, cannabis, cocaína, heroína y otras drogas .

II. Tratamiento cognitivo-conductual (TCC)

Recomendación A. Es eficaz en el tratamiento de las conductas adictivas.

Las bases son el análisis funcional de la conducta adictiva, el entrenamiento práctico de las habilidades para el reconocimiento y afrontamiento del deseo o “craving”, la solución de problemas, la identificación y anticipación de situaciones de riesgo, el reconocimiento de decisiones aparentemente irrelevantes y habilidades para rechazar el consumo, el control de los procesos cognitivos relacionados con el consumo de drogas, el control y programación de las actividades.

Este enfoque trata de ayudar a los pacientes a reconocer, evitar y enfrentar el consumo de drogas.

Es decir, se les enseña a reconocer la situaciones en las que tienen más probabilidad de consumir, y a evitarlas cuando sea posible y a enfrentar de manera más eficaz una serie de problemas y comportamientos asociados con el consumo de drogas.

Esta terapia también es notable debido a que es compatible con una gran variedad de otros tratamientos que los pacientes pueden recibir, incluyendo los fármacológicos..

Por tanto, el tratamiento cognitivo-conductual se enfoca claramente en la conducta, que son las acciones que llevamos a cabo, y situaciones que podrían ponerlos en riesgo.

Por un lado se enfoca en el pensamiento (o cognición) concentrándose tanto en las acciones cotidianas como el trabajo, comer, y pensamientos relacionados con la adicción (o craving), de cómo afrontarlos sin tener que recurrir nuevamente a la cocaína.

Y por otro lado también se enfoca en la emoción que es lo que sientes mientras se producen determinados comportamientos y podrían llevar nuevamente al uso de cocaína.

El modelo cognitivo conductual da lugar a una gran variedad de técnicas

Reestructuración cognitiva. Esta técnica se centra en modificar los esquemas de pensamiento de la persona. El terapeuta ayuda al paciente a conocer sus patrones de conducta y a ver la influencia que tienen en su vida.

Exposición. El paciente es expuesto progresivamente, a lo que le produce la fobia o la ansiedad o el deseo y se le enseña a manejar su conducta, y herramientas para detener pensamientos y actos.

Entrenamiento en resolución de problemas. En ocasiones, los pacientes no pueden hacer frente a una situación determinada y se les ayuda a crear alternativas, tomar una decisión y evaluar los resultados.

III. Prevención en Recaídas

Como variante más específica del TCC: Grado de Recomendación B.

En general, el tratamiento tiene dos componentes esenciales: el uso del análisis funcional del consumo y el entrenamiento en habilidades.

El objetivo es que el paciente aprenda a anticipar y enfrentarse a las presiones y problemas que pueden conducirle a una recaída.

Dentro de la Prevención en Recaídas, otro objetivo es generar nuevos estilos de vida y hábitos y habilidades sociales, así como la gestión del malestar para evitar situaciones de riesgo.

IV. Entrevista motivacional

Se le atribuye un grado de recomendación B. Es eficaz en primera fase y acompañando a otras intervenciones.

Está indicada en pacientes con un patrón de abuso y aumenta la adherencia y cumplimiento del tratamiento. Según el nivel de evidencia está más indicada cuanto menor sea la motivación para el cambio, y es apta para favorecer el inicio de un tratamiento, para los programas de reducción del daño y para favorecer la adherencia a otras modalidades psicoterapéuticas.

V. Terapia interpersonal e intervención familiar

Grado de recomendación C, ya que mejoran los resultados a largo plazo.

Se basa en la idea de que el problema de la droga surge y se mantiene en un contexto de relaciones interpersonales.

Por otra parte, la intervención familiar, se basa en la misma premisa. Describe las conductas en términos de relaciones interpersonales al mismo tiempo que estudia las posibles modificaciones o cambios que movilicen las posiciones o interacciones que dificultan un desarrollo armónico y coherente de las relaciones familiares.

VI. Terapia psicoanalítica

También con recomendación C.

Indicada una vez que la persona haya conseguido la abstinencia, en «estados avanzados de recuperación, para tratar rasgos de personalidad anómalos, asociados o previos a la adicción».

Cómo dejar la cocaína con Ádyton

Ádyton es un centro de desintoxicación pionero en Salamanca, en el que se aplica la Terapia Cognitivo Conductual y las diferentes técnicas de reestructuración cognitiva, exposición y resolución de problemas en el abordaje terapéutico, conjuntamente con tratamientos farmacológicos para ayudar al paciente con los poco deseados síntomas de la abstinencia.

También practicamos la entrevista motivacional y la prevención de recaídas, sin olvidarnos de la intervención familiar.

Si necesita más información de cómo dejar la cocaína, o los tratamientos más eficaces, puede consultarnos a través de nuestro formulario de contacto o a través del número de teléfono: 651592521 (también WhatsApp)

Fuentes:

1 PNSD. 2020. Nota de prensa: La encuesta EDADES previa al Covid muestra un mayor uso compulsivo de internet. Descargado el 2/1/21: https://pnsd.sanidad.gob.es/noticiasEventos/notas/2020/pdf/14.12.2020_NP_Presentacion_Encuesta_EDADES_2019_20.pdf

2 González Llona, Irantzu, Tumuluru, Sumant, González-Torres, Miguel Ángel, & Gaviria, Moisés. (2015). Cocaína: una revisión de la adicción y el tratamiento. Revista de la Asociación Española de Neuropsiquiatría, 35(127), 555-571. https://dx.doi.org/10.4321/S0211-57352015000300008

3 L. San Molina, B. Arranz Martí, N. Ramírez Nebreda,(s.f.).Tratamiento psicofarmacológico de la dependencia de la cocaína. Descargado 2/1/21: https://www.elsevier.es/es-revista-trastornos-adictivos-182-articulo-tratamiento-psicofarmacologico-dependencia-cocaina-13010679

4 (tabla 3) O. Lopez-Fernandez, E. Román-Jiménez, N. Castello-Cullell, M. García-Claver. 2012. Las comunidades terapéuticas como tratamiento para las drogodependencias: una revisión sistemática del seguimiento a corto plazo https://www.elsevier.es/es-revista-trastornos-adictivos-182-articulo-las-comunidades-terapeuticas-como-tratamiento-S1575097312700557 en 2020, December 21

NIDA. 2020, Junio 12. ¿Qué es la cocaína?. Retrieved from https://www.drugabuse.gov/es/publicaciones/serie-de-reportes/cocaina-abuso-y-adiccion/que-es-la-cocaina en 2020, December 21

NIDA. 2020, Mayo 22. ¿Qué tratamientos se consideran eficaces para los cocainómanos?.https://www.drugabuse.gov/es/publicaciones/serie-de-reportes/cocaina-abuso-y-adiccion/que-es-la-cocaina en 2020, December 22

L. San Molina, B. Arranz Martí, N. Ramírez Nebreda. 1999. Tratamiento psicofarmacológico de la dependencia de la cocaína.https://www.elsevier.es/es-revista-trastornos-adictivos-182-articulo-tratamiento-psicofarmacologico-dependencia-cocaina-13010679 en 2020, December 22

Abrir el chat
Hola,
Puedes chatear con nosotros por whastapp o llamarnos al 651 59 25 21. ¡Te atenderemos encantados!